El “efecto climático” del Mar Muerto favorece el tratamiento de la Psoriasis.

La Climatoterapia en el Mar Muerto es tan efectiva como los tradicionales tratamientos hospitalarios. A esta conclusión llegaron un grupo de dermatólogos del Hospital Hadassa de Jerusalén, tras realizar un estudio científico sobre terapias por medio del clima en el que participaron más dos mil pacientes con psoriasis, en su mayoría del norte y centro de Europa.

La terapia se fundamenta en los factores climáticos que prevalecen en este lugar considerado el punto más bajo de la tierra, y también en factores psicológicos y educacionales que incluyen conferencias, grupos de discusión y en medicamentos de uso corriente que se aplican localmente, tales como vaselina pura, ácido salicílico, y en algunos casos, alquitrán de hulla.

Los factores climáticos son, ante todo, la radiación ultravioleta del sol, el cual se encuentra principalmente en la parte UV-A del espectro, debido a que el Mar Muerto se sitúa a 417 metros por debajo del nivel del mar. Su ubicación hace que los rayos solares que llegan a la zona del Mar Muerto, sean filtrados otras tres veces. Quemaduras solares severas son muy raras y de producirse solo ocurre al exponerse en horas del mediodía.

El Mar Muerto contiene cerca del 32 % de sales con magnesio como catión dominante y bromo como anión dominante. Esta gran cantidad de sal y minerales es lo que le da al agua la densidad necesaria que permite “sentarse” en ella, preserva la temperatura y facilita los tratamientos fisioterapéuticos. El fango o lodo negro encontrado en este mar se utiliza para las curas de salud de la piel.

Investigación sobre el tratamiento de la Psoriasis

El estudio de investigación estuvo dirigido por el doctor Willy W. Avrach, del Departamento de Dermatología del Hospital Hadaza de Jerusalén y asesor médico del Centro Internacional del Tratamiento de la Psoriasis. Mar Muerto.

Publicado por primera vez en la revista “Climatotherapy at the Dead Sea Israel“, en dicho trabajo se enumeran los protocolos a seguir y el número final de pacientes que se aproxima a los dos mil, en igual número de hombres que de mujeres, y en grupos de edades que oscilaban entre los 9 y los 80 años.

El cuidado diario es realizado por profesionales de enfermería bajo la supervisión de un equipo de dermatólogos que consultaban a los enfermos dos veces por semana. Los pacientes siguen un programa de tratamiento con baños regulares de mar y sol, comenzando la exposición al sol media hora dos veces al día para ir aumentando la dosis hasta siete horas diarias.

Inicialmente, los baños de mar son dos veces al día, 10 minutos en total, hasta llegar a cuatro veces por día 20 minutos. Se ha comprobado que aún pacientes con piel sensible no sufren las quemaduras del sol. La razón se debe a la ubicación del Mar Muerto. Parte del espectro UV es debido a la más alta presión atmosférica que de ello se deriva.

Resultados del estudio sobre el tratamiento de la Psoriasis

El 96 % de los pacientes mejoró durante un período de tratamiento de unas 4 semanas. El 1% no mostró cambios en su piel, y otro 1% experimentó un empeoramiento en su enfermedad. Los deterioros fueron hallados en pacientes con hipersensibilidad a las radiaciones solares y en enfermos que sufrían de depresiones endógenas.

La mayoría de los enfermos fueron controlados 8 días y dos meses después a nivel domiciliario. Posteriormente, ellos contestaban a cuestionarios que les eran enviados cada dos meses para averiguar cuándo volvía a aparecer la enfermedad.

Es interesante señalar que el 65 % de los pacientes que tuvo reaparición encontró que fueron más suaves que después de otros tratamientos, a pesar de que el 60% de pacientes antes de la climatoterapia notaba que su piel se deterioraba año tras año.

Según recoge el informe científico, los tipos eritrodérmicos y el generalizado (más del 60% de la superficie del cuerpo cubierta por lesiones) fueron también tratados exitosamente, pero consideraciones particulares fueron tomadas por este grupo de pacientes. Entre otras, ellos fueron menos expuestos a los rayos UV y las aplicaciones locales fueron dadas con precaución, además el tiempo de baños en el mar hipertónico fue restringido.

Cabe recordar que desde 1960, personas procedentes de todo el mundo, afectados por problemas dermatológicos, artríticos o respiratorios, se reúnen en este santuario de salud para beneficiarse del “efecto climático” del Mar Muerto. Israel.

Fuente: Termas World